Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

13 de agosto, Benicassim a más de 30 grados de temperatura y las cigarras cantan al sol. Otro año más Rototom ya está aquí.

La primera jornada comienza a mediodía, las diferentes áreas ultiman los detalles y el festival echa a andar. Entre las novedades para este año, vemos cómo el Ska Club ha dejado lugar a tres nuevos clubs europeos, “Cross Club” desde la República Checa, con una decoración de estilo metálico, realizada a base de llantas de neumáticos y otras esferas, un diseño muy selecto para un club con gran solera. Por otro lado encontramos “Black Dinamite” desde Francia, con una preciosa cabina para los DJs situada encima de una plataforma decorada a modo de jukebox clásico y por último, “Hootananny Brixton” llegado desde Inglaterra en donde los ritmos más clásicos suenan durante toda la noche.

Aprovechamos la mañana para darnos una vuelta por la playa y checkear el ambiente, el calor, el baile y el ambiente tropical siempre son un reclamo, aunque eso sí, las calientes aguas mediterráneas no dejan lugar al refresco cantábrico al que estamos acostumbrados en el norte. Tras una sesión a cargo de Mas Jahma y Fall in Sound, volvemos al camping para cocinar un poco, hoy toca feijao una receta brasileña a base de alubias negras y arroz. Ahí en la zona de la cocina es donde se puede descubrir la verdadera multiculturalidad de este festival, en  donde puedes encontrar personas llegadas desde diferentes países, con sus recetas más festivaleras, aunque también alguno incluso se atreve con recetas más arriesgadas.

Listos y preparados para entrar al recinto, damos los primeros pasos y nos acercamos al African Village, un área en donde los hermanos Thioune son los encargados cada día de hacer mover las caderas al público más bailongo, con los talleres de danzas africanas, tanto en la playa de Benicassim como cada tarde en el área Africana. Continuamos hacia la Roots Yard, en donde disfrutamos con las sesiones a cargo de Time to Roots, Fall in Sound y King Lion a lo largo de la noche. Buen ambiente y de nuevo una energía inmejorable para dar el pistoletazo de salida.

Hacia medianoche nos dirigimos al Dancehall área, en donde Rebelmadiaq ha instalado su sound system, el ambiente rojizo y las ganas de bailar, llenan la pista de baile. Gran sesión de los anfitriones y partimos de nuevo en  dirección al Dub Academy. Black Board Jungle la ha vuelto a liar este año,  llegamos con la llamada de Don Fe y su armoniosa flauta, que allá por donde pasa, conquista. Imperial Sound Army estaba sonando junto al violín de Dub String, las melodías de flauta de Don Fe y la voz de Ras Biblical, una conjunción perfecta para echar unos buenos bailes.

Un par de vueltas por los sonidos de Wiriko Sound, en African Village acompañados de más reencuentros y un par de cervezas después, nos hicieron llegar hasta el showcase, en donde Dada Yute & Royal Reggae Band pusieron al público muy arriba con la canción estrella del festival para esta semana. Con ello nos fuimos despidiendo, y es que ya lo dice la canción Nobody sleep inna Rototom city, pues eso, que los brasileños nos encandilaron y vimos gran parte de su directo, sin duda esta banda promete y además tienen la fuerza para traspasar fronteras. El resto de la noche ya os lo contamos en otra ocasión…