Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Cubano de nacimiento, jamaiquino por adopción y devoción a esta tierra y su cultura, Rico Rodríguez ha sido uno de los grandes trombonistas de la historia del Ska, el Reggae y el Jazz. Su pasión por la música y su destreza con el trombón comenzaba a llegar a los oídos del pueblo de Jamaica desde que comenzara su educación y carrera musical, que pronto le llevaría a Europa, donde sus vientos se harían famosos allá donde sonaran.

Rico creció en Matthews Land Side, Kingston, en un ambiente marcado por la problemática económica y social de la época, en la década de los 40.

Ese ambiente oscuro durante su infancia, fue lo que llevó a su madre a decidir que sus dos hijos fueran a la Alpha Boys School, una institución católica y estricta, famosa por la banda de música que contribuyó en la formación de grandes músicos y bandas del Ska, el Reggae y el Jazz como Israel Vibration, Desmond Deker, Joe Harriot y Ken Boothe, entre otros. Durante los años 40-50 se educaron allí  cuatro de los fundadores de la mítica banda de Ska The Skatalites, Tommy McCook (saxo tenor), Johny “Dizzy” Moore (trompeta), Lester Sterling (saxo alto), y como no el inmenso trombonista Don Drummond, figura clave en el desarrollo musical y personal de Rico.

El trombón llegó a sus manos a través de un amigo, pero sería con Drummond, el mejor trombonista jamaiquino del siglo 20, con quien empezara a tocar y aprender de él. Fue su mentor durante su estancia en la Alpha Boys,  y quien le introdujo en el ambiente de Wareika Hills. Con él empezó a tocar en la Banda de Jazz de Jamaica, junto con Rupert Anderson y Carlos Malcom.

Al terminar su educación en Alpha,  andaba de nuevo por las calles y no tenía dinero para comprar un trombón. Trabajó como aprendiz de mecánico durante un par de años hasta que le llegó la oportunidad de volver a la escuela en Stony Hill.

Tras finalizar su ciclo en esta institución, comenzó a  participar en concursos en el Vere John’s Opportunity Hill,  tocando canciones instrumentales concursando contra equilibristas en bicicleta, cantantes y otros artistas.

Después empezó a tocar en la banda de Eric Deans, y al cabo de poco tiempo la dejó y comenzó a pasar más tiempo en Wareika donde se trasladó a la comunidad rastafari establecida por Count Ossie, con quien entablaría una gran amistad y formaría el grupo Mystic Revelation of Rastafari.

Son los mejores días que Rico recordaba, días de armonía e inspiración por el ambiente, los conocimientos que compartían unos con otros, el compañerismo y el amor por la música que inundaba las colinas. 

“Cuando tocas  con ellos realmente puedes explorar. La mayoría de lo que se es por haber tocado junto a ellos"   

Durante los 50, tocaba en un trío con un pianista llamado Da Costa y un baterista que se llamaba Kenny Williams en clubs como el Havana, el Glass Bucket,  o el Silver Slipper, lugares donde la gente se reunía y compartía más allá de las bebidas y el baile. Pronto comenzaría a trabajar con diversos productores  y sus bandas. Rico participó en la primera sesión de Coxsone Dodd, al frente del Studio One,  en 1956, cuando grabaron con Clue J & The Blues Blasters varias pistas, entre ellas el popular "Easy  Snappin" de  Theo Beckford.

Su primer trabajo más estable fue en la sección de vientos de Prince Buster, que organizaba sesiones regularmente, aunque su primera grabación de estudio fue en los 60 con la canción “Over the river” en el estudio de Stanley Motta con Derrik Harriot &  The Juniors Jiving . Fue la primera canción con la que trabajó en Jamaica.

A pesar de los buenos momentos vividos en Wareika y los trabajos musicales que estaba llevando a cabo en Jamaica, Rico no ganaba mucho dinero, el hecho de que otros géneros de influencias americanas y europeas tuvieran más cabida en la industria musical del momento hizo que decidiera viajar hasta Inglaterra, donde se instalaría durante 16 años.

A su llegada a Londres, a principios de los 60,  se relacionó con  Georgie Fame, gran organista con el que empezó a tocar en el club Roaring Twenties. También tocaría con Joe Manzano y Joan Armatrading.

Entonces solían acudir al Twenties y a los Sound que se organizaban mientras se ganaba la vida con trabajos que nada tenían que ver con la música.

“Es la gente la que te dona el sentimiento de la música”

A finales de los 60 varios LPs fueron lanzados con su nombre como artista invitado en Trojan Records y en Pama, involucrados en trabajos con Lee Perry yBunny Lee, Se hacían con las pistas rítmicas ya registradas en Jamaica y probaban nuevos cantantes como Max Romeo o Slim Smith, entre otros. Pese a todo,  estas producciones seguían sin permitirle ganarse la vida. En esta época comienza a tocar con The Undivided, grupo con el que estuvo durante unos años tocando la música de los Skatalites.

A través de Laurel Aikten conoce a Mr Shallite, con quien comienza a grabar junto con el  sello estadounidense Blue Beat Label durante 3 años con músicos de diferentes partes del mundo y graba el primer álbum de roots reggae que publica el sello.

Su primer álbum en solitario en Inglaterra vino de la mano de  Pama Records “Reco in Reggaeland”. Los hermanos Palmer y Rico entablaron gran amistad, fueron ellos quienes le darían la gran oportunidad de grabar.

En 1976 regresa  a Jamaica y comienza a trabajar en el “Man from Wareika” con Karl Pitterson como productor,  la parte rítmica con Sly & Robbie, Chinna a la guitarra y Tarzan y Ansell Collins a los teclados. Participó un montón de gente y grabaron en los estudios de Joe Gibbs con  Errol Thompson como ingeniero.

 En ese año Man from wareika ve la luz bajo el sello Island Records, Tras su lanzamiento Bob Marley le pide que le acompañe en su gira europea “Babylon by bus” siendo esta la primera de Rico, un impulso enorme para su carrera.

 En el año 1979 The Specials invitó a Rico Rodríguez a grabar una version de "Rudy, a message to you" de Dandy Livingstone (original de 1968). Entonces The Specials era un grupo famoso en Londres y pese a su reticencia a formar parte de una banda, haciendo caso de los consejos de su hija decidió comenzar a tocar con ellos.

El éxito fue tal que se quedó tocando con ellos durante dos años. The Specials logró establecer el ska y el reggae dentro del mercado británico y europeo. Sus letras hablaban de temas comprometidos social y políticamente,  al ritmo del ska y punk. Singles como "Gangsters", "A message to you, Rudy" y "Ghost Town" , entre otros, dieron origen a la segunda oleada del ska con la creación de un nuevo género, el  Two Tone.

En 1982  Rico se retiró a Jamaica. En 1987 un grupo de músicos suizos le invitaron a apoyar su proyecto de reggae, el Heart Beat Band, para ir a Europa y grabar con ellos.

Visitó muchos lugares del mundo, como China y Rusia. Tiene diversas grabaciones en Suiza, conciertos en Alemania y en Argentina. En Argentina fue por primera vez en el 2000 y el encuentro fue tan emotivo que quedó registrado en un  disco en vivo, “Togetherness” editado por el sello Subterrannia (obra de fans y amigos del músico).  También tiene muchos seguidores en Japón, tierra de la que quedó gratamente sorprendido por la calidad de sus músicos. El trabajo que llevó a  cabo allí dio como resultado el "Japa Rico", grabado en 2006.

“Me gusta que me reconozcan, le di toda mi vida a la música, a mis fans y ellos me dan su apoyo. Sin ese soporte no es posible continuar. Le agradezco a Dios por todo esto y bendigo a la gente por haberme permitido establecerme como músico”

Durante los últimos dieciséis años, desde 1996, Rico ha sido miembro del Rhythm & Blues Orchestra de Jools Holland al tiempo que tocaba con su propia banda . Fue galardonado con un MBE (Miembro de la Orden del Imperio Británico) en el 2007 por sus destacadas contribuciones a la música en Gran Bretaña.

El 4 de septiembre de 2015, nos llegaba la noticia del fallecimiento de Rico, que había sido ingresado el día anterior por una grave enfermedad en un hospital de Londres.

Allá donde estés, tus fans, los de los inicios, los que fueron llegando a lo largo de tu camino y los que llegarán, no dejaremos  de recordar  tu legado.

“¿Qué me estás diciendo? ¿Qué no te gusta el Reggae? ¡Debes estar loco!”