Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Sala Razzmatazz de Barcelona, emergen 3 torres de sonido. A la izquierda, de negro impoluto Thunder Clap; a la derecha aureado de verde, Green Light; y en medio desde el colectivo Organic Roots, Nyahbinghi Dub. Todo está listo para una de las sound clash más esperadas. Uno va a una clash con predisposición en base a las anteriores vividas, es decir, unos selectas con un speaker soltando dubplates, nominativos y barbaridades como locos. Dejar en mal lugar y en ridículo al contrincante no está de más. Se hacen eliminatorias y queda un ganador que se lleva el “título” a casa. Pues lo que vivimos el pasado 29 de mayo en Barcelona fue bien distinto, ni mejor ni peor, pero sí distinto.

organic roots

Con rondas de 20 minutos, empezaban Organic Roots seguidos de Thunder Clap, Green Light y vuelta a empezar. La última hora se encrudeció en rondas de tan sólo 5 minutos, vamos un tema. Destacar que desde el principio quedaron patentes 3 cosas: que el sound con la actitud más competitiva era Green Light; que Organic Roots hacía acopio de su lema “No fight, no competition, just love and unity”; y que el sistema de Thunder Clap sonaba de lo lindo sin ningún tipo de problema desde la primera canción hasta la última.

 

En esta Clash se podría decir que se valoraban 2 cosas: por un lado como en toda clash los dubplates y por otro lado la calidad del Sound System. También podríamos decir una tercera cosa, aunque más subjetiva, que es la calidad de la sesión. Para los que no queráis seguir leyendo, avisaros ya que después de todo esto, la clash no tuvo ningún ganador. Todo terminó en aplausos, besos, abrazos, foto y a casa. Aquella noche, los verdaderos ganadores fueron los asistentes.Tal vez todo empezase con el mensaje de amor de Organic Roots, pero nos quedamos hasta el final y allí ni se pidió opinión u valoración al público, ni había copa alguna. Más bien fue una exhibición, cada cual que eligiese a su propio ganador. A modo de análisis general, todos tuvieron grandes actuaciones, se pudieron escuchar muchos temazos y potencia de sonido.

thunder clap soundclash

Destacar unos cuantos grandes “tunes” que sonaron, como las producciones propias de Organic Roots, entre las que destacó el dubplate “Hijos del Sol” de Tiano Bless o los temas en directo de Dave al saxo y Don Fe a la flauta travesera sobre el “King Horn” de Wild Tee. Destaquemos también las actuaciones de Macky Banton y Sr. Wilson en la cabina de Green Light así como “specials” de la altura de Pupajim o Bunny Wayler. Por su parte, Thurnder Clap marco la diferencia con ese dubplate nominativo de Salda Dago sobre el ya clásico riddim “Be Carefull” de Matthew Mcanuff que dejó a todos pasmados; aunque a decir verdad, ya venía de hacer bailar al público con tracks exclusivos de Deadly Hunta, Eek A Mouse o Sizzla Kalonji entre otros. Estos chavales iban tan “sobrados” (en el buen sentido de la palabra) que se permitieron hasta el lujo de pinchar Ska con su sound o ponerse un dubplate de Sr. Wilson cuando lo tenían “compitiendo” en la cabina de enfrente. Fue una clash con mucha calidad como comentamos y sobre todo se notó mucho respeto.

green ligth soundclash

Así que como conclusión final y en nuestra humilde opinión, para esto hubiese sido mejor un “sound meeting”. El público quiere potencia. Imagínense a los 3 sound systems formando una pirámide enorme sonando con la misma dinámica de 20' cada uno. Hubiese, si hubiese sido una pasada, una delicia...pero aun no es ni mucho menos tarde.

Texto - Miky Pérez

Fotos - Victor Perezagua