Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Podríamos describir lo que sucedió el pasado viernes 29 de noviembre en la segunda edición de Dub Station Bilbao con un montón de adjetivos, pero la verdad es que se nos acabaron hace tiempo. Dub Station ha vuelto en su segunda edición y lo ha hecho para quedarse tras la gran acogida de público que tuvo. Hay que agradecer todo el trabajo que ha llevado a cabo tanta gente y durante tanto tiempo, y que se sigue lllevando a cabo por parte de toda la familia de Dub Station Bilbao, con Thunder Clap a la cabeza, pero con un equipo humano a su lado, que es enorme.

El tren del dub hizo de nuevo una parada en Bilbao para esta vez traer a los mágicos Channel One. Desde Radio Rasta han sido ya unas cuantas veces las que hemos podido disfrutar con Mikey Dread y Ras Kayleb, pero sin duda esta vez fue especial. Seguramente por el escenario en donde se celebró el evento y sobre todo por el momento de esplendor que está viviendo el Sound System. Si en la primera edición de Dub Station, Iration Steppa fueron capaces de llenar la sala black, esta vez fue la sala Blue la que albergó a las alrededor de 300 personas que disfrutaron y saltaron con el potente sonido.

La noche comenzó y las frases más repetidas entre los asistentes estaban dirigidas al sound, y es que los 12.000 W que Thunder Clap puso a vibrar, no dejaron indiferente a nadie. El equipo lucía majestuoso y con un sonido muy gordo. La sala llena, el equipo sonando muy fino y calentando para la aparición de Mikey Dread, que llegó con la maleta cargada de bolsas repletas de vinilos. Comenzando con un temazo de Bob Marley y terminando con Jerusalem de Don Fe, el repertorio fue como siempre muy selecto.

Mención especial merece Thunder Clap, el sound system bizkaino que como siempre consigue sacarle los mejores graves a su equipo de sonido, demostrando que su sound system suena muy fino y cada vez más potente.

Fue una noche que se recordará, no sólo musicalmente, sino también por la cita histórica en la que el dub consiguió reunir a tanta gente en un mismo baile. Este evento consagra a Bilbao como uno de los grandes núcleos peninsulares de dub, por si alguien tenía alguna duda, y es que tras años de difusión cultural y musical el mensaje del dub se expande como un virus entre la gente joven. Y todo ello hay que agradecérselo a productores, promotores y toda la familia que durante años lleva invirtiendo sus energias para hacer este sueño realidad. Es toda una suerte poder disfrutar de este mágico momento en donde las sinergias de muchas personas están consiguiendo convertir en realidad muchos sueños, inimaginables hace años.

Tras este éxito, desde Radio Rasta esperamos ansiosos la III parada del tren del dub en Bilbao para poder volver a saltar y disfrutar.